Desde el primer día, siempre que una novia llama a la puerta de Naranjas Con Tocados, se me pone la piel de gallina y en el caso de Carlota no fue diferente. Cuando el pasado mes de Marzo se puso en contacto para preguntar sobre la peineta...